Find more about Weather in Punta Alta, AG
Imprimir E-mail

Caso Glasman: Relacionan crimen del médico con el Sanatorio Punta Alta

A un mes de que se cumplan diez años del crimen Felipe Glasman, secretario general de la Asociación Médica, los investigadores del caso siguen buscando a los autores intelectuales…

Glasman 2

Tras la condena a 23 años de cárcel de Vicente Guillermo Colman, autor material del homicidio, la Fiscalía de Delitos Complejos se dedicó a tratar de ubicar a quienes planearon el hecho.

Paralelamente, primero el fiscal Christian Long, y luego sus pares Rubén Álavarez, Gustavo Zorzano y Julián Martínez acusaron a miembros de la AMBB de encubrir al asesino sembrando pistas falsas y desviando la causa.

En tanto, por estos días, fuentes judiciales consultadas por LB24, confirmaron que “se ha reactivado una de las líneas históricas de la investigación y tiene que ver con el conflicto que mantuvo Glasman con personas de una clínica de Punta Alta que -según comentan- no lograba ponerse en funcionamiento por las trabas del secretario de la AMBB”.

Ya ha quedado demostrado, tanto en la causa como en el juicio oral, que Colman pasó antes y después de asesinar a Glasman por la ciudad de Punta Alta.

Y también se sabe, que como coartada, utilizó una supuesta amistad con una maestra de escuela para justificar sus viajes a esa ciudad.

“Lo que tenemos son llamadas muy interesantes entre tres o cuatro personas, que estarían vinculadas a Colman, pocos minutos después de que mataran a Glasman”, contó uno de los investigadores.

Y agregó que “esas personas -que sospechamos tenían vínculo con el matador- hablaron sólo la noche del crimen y nunca más se volvieron a comunicar. Eso es muy curioso”.

El conflicto que mantenía Glasman con miembros de una clínica que intentaba sin éxito funcionar en Punta Alta en el año 2002 podría ser una de las puntas para desandar el camino al esclarecimiento total del homicidio.

Por los sucesivos inconvenientes que surgieron en la frustrada instalación del centro médico, muchos la comenzaron a denominarla “clínica fantasma”. El año pasado, el edificio fue comprado por un Fideicomiso Estatal en 600 mil dólares.

A raíz del nuevo impulso en la investigación, los investigadores pusieron la lupa en dos médicos. El nombre de uno de ellos se mantiene aún en reserva. El otro se llama Eduardo Spiegel y fue el más íntimo colaborador de Glasman hasta el último día.

Se cree que Spiegel, quien decidió abandonar la ciudad pocos días después del crimen y se fue a vivir al exterior, tiene datos certeros de las personas que encargaron el homicidio.

“Las veces que fue entrevistado en la ciudad de Buenos Aires se lo vio muy nervioso y dio toda la sensación de estar ocultando información. Estamos convencidos de que tiene la llave para aclarar el homicidio pero hasta ahora no se dignó a hablar”, explicó un hombre que conoce de cerca el expediente.

El conflicto que desencadenó en el crimen de Glasman puede haber sido uno en particular o varios a la vez. Pero lo que sospechan es que en Punta Alta se instaló la “base de operaciones” de donde se le brindó logística y asistencia directa a Colman.

Fuente: LaBrújula24.com

 

Caso Glasman
 

Facebook

Twitter

YouTube

vidrieria ciudad

barcelona gif

Buscanos En Facebook