14 de July de 2020

INTERÉS

Maxi Ghione: “Los mejores recuerdos de mi vida, son mi infancia en Punta Alta”

26 de Junio de 2020

El reconocido actor participó de la sección “30 minutos con PuntaNoticias” que se emite por Instagram Live, los martes y jueves a las 20.30 horas. Contó sobre sus vivencias, sus protagónicos, anécdotas y mucho más. Además, develó que los padres de Rodrigo De la Serna también son de nuestra ciudad. Mirá.

Maxi Ghione: “Los mejores recuerdos de mi vida, son mi infancia en Punta Alta”

Ayer, en una nueva edición de “30 minutos con PuntaNoticias” participó el reconocido actor Maxi Ghione, que habló sobre sus vivencias en nuestra ciudad, la pandemia del COVID-19, anécdotas, sus protagónicos en TV y cine, en una charla imperdible con el periodista Matías Domínguez (para verla ingresá al Instagram de PuntaNoticias).

La sección del portal de noticias de nuestra ciudad se emite por Instagram Live, los martes y jueves, desde las 20.30 horas. Acá las frases más destacadas que dejó Ghione:

“Me llevaron a nacer a Bahía Blanca, pero yo soy puntaltense. Aprendí a caminar en Punta Alta. Vivía en Espora 580. Los mejores recuerdos de mi vida, son mi infancia en Punta Alta. Me fui a los 8 años. Mi papá era bancario. Mis abuelos llegaron en barco con el Ingeniero Luiggi. Somos puntaltenses”.

“Voy mucho a Pehuen Co, es mi lugar. Son mis raíces. A mí me metes en la Base Naval, en Pehuen Co, en Arroyo Pareja o en Villa del Mar, todo lo que este dentro de Coronel Rosales es mi lugar. Voy a ir y voy a ser intendente de Punta Alta (bromeó). Fui a la Escuela Nº 23”.

“Yo dije cuál es la carrera donde menos hay que estudiar (risas). Después de vivir en Punta Alta fuimos a Olavarría y después, siempre por cuestiones de trabajo de mi papá, fuimos a La Plata. Estaba a mediados de 5º año, una amiga mía (Eugenia) me dijo me acompañas porque me da vergüenza ir sola a una prueba de teatro. La típica. Hicimos un seminario y seguí 5 años. Después fui a la Escuela de Teatro de Buenos Aires y ya dejé esa carrera de abogacía que nunca había empezado. La senté a mi vieja y le dije voy a ser un abogado infeliz, si le meto acá voy a ser más feliz. Por ahí con más incertidumbre laboral pero más feliz. Tuve suerte en este oficio tan mágico pero tan peligroso. La suerte te tiene que acompañar. Llevó 27 años laburando de lo que amo y estudie y me forme”.

“Es un oficio que tiene que ser acompañado de mucha suerte, de estar en el día y la hora justa. Mis últimos cuatro años fueron malos laboralmente. Lo último que hice fue la serie de Maradona. Estaba acostumbrado a empalmar y no parar. Se te corta eso y no sabes para donde encarar”.

“Yo me enamoro de mis personajes sean lo que sean. Considero que el actor que no ama a su personaje no lo va a poder hacer. Favoritismo por alguno de ellos puede ser `Contra las cuerdas´, Ramón de `Montecristo´, que nació mi hijo Juan y me trae muchos recuerdos, lo asocio con algo muy lindo. `Buenos vecinos´ fueron como 380 capítulos, hacía de un tipo loco y desde esa ficción me siguen preguntando porque hago siempre de loco, pero fue sólo una vez. En `Contra las cuerdas´ (se emitió por la TV Pública) protagonicé con Rodrigo De la Serna, que sus padres también son de Punta Alta. Hicimos de hermanos junto a Soledad Fandiño. Fue una ficción donde no había ni buenos ni malos. No nos maquillábamos para darle más realidad. Hoy está en HD en YouTube y hay gente que lo está viendo. Un elenco muy lindo, nos llevábamos todos muy bien, se trabajaba en equipo”.

Maxi Ghione: “Los mejores recuerdos de mi vida, son mi infancia en Punta Alta”

“Me vinculan con la televisión pero a la vez siempre estoy haciendo teatro. Y en cine no he hecho mucho, porque siempre que salió una película estaba atado a un contrato. Hay una película que está en Netflix que se llama `Aterrados´, que la pusieron muy arriba”.

“Soy un tipo que siempre trato de reírme, aún sin motivos. Considero que la risa anestesia. Somos muy compañeros con mi hijo Juan, vive mitad conmigo y mitad con su mamá. Tratamos de buscar puntos en común. Estoy tratando de entender como manejar el mando de la play, me estreso, me angustio porque no me sale. Es tratar de meterme en su mundo. Nos ponemos a leer algo también. Nos ponemos a leer `El Principito´, nos detenemos en cada uno de los capítulos, los analizamos. Mi viejo se quedó huérfano de padre cuando tenía 10 meses, y su hermano le regaló el libro `Corazón´ de Edmundo De Amicis, y le hizo una dedicatoria tan linda. Desde que yo tengo uso de razón, mi viejo se sentaba, cuando yo tenía 7, 8 o 9 y me leía un capítulo”.

“Uno tiene que ser un sediento del conocimiento, uno tiene que entrenarse para saber. Lo quiero saber igual. Tenes que ser curioso, buscar la curiosidad, eso te va a dar conocimientos. Cuando lo logras te vas a armar de un cuerpo importante para la vida”.

“Salté a caballo toda mi vida, hice equitación en Punta Alta y terminé en el Hípico de La Plata. Practico tiro con arma de fuego, las armas no se hicieron para matar, se hicieron para comer, después lo otro lo descubrió la mente. El tiro fue el primer deporte olímpico argentino. Concentración, relajación, respiración y fijación son cuatro elementos que tenes que tener. Yo voy a tirar y salgo relajado. Mi papá fue instructor de tiro en la Base Puerto Belgrano y fue mi instructor. Y yo soy el de mi hijo. No vamos todas las semanas pero si una vez por mes. El fútbol me aburre. También me aburren las películas intelectuales. Yo colecciono películas de acción, no tengo una pirata, todas originales. Tengo Rambo 1, 2, 3, 4 y 5, en la última trabaja la abuela de mi hijo”.

“Siento como que volví a Punta Alta un ratito, ya voy a ir, necesito ver a mis amigos”.

Maxi Ghione: “Los mejores recuerdos de mi vida, son mi infancia en Punta Alta”

 

 

 

 

×

Comentario de los Lectores

PuntaNoticias.com.ar no se responsabiliza sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. PuntaNoticias se reserva el derecho de eliminar comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina. Queremos abrir una fuente de expresión para que cada lector pueda exponer su opinión siempre y cuando no agravie ni falte a las ordenanzas vigentes.