PUNTA ALTA
20 de Septiembre de 2020

DEPORTES

Federico Nieto: “Esta bueno que te reconozcan por lo deportivo pero mucho más que te valoren como persona”

9 de Septiembre de 2020

“Chicha” participó de la sección “30 minutos con PuntaNoticias”, que se emite por Instagram Live. Su amor por Sporting, sus amigos de Rosario, su experiencia en Italia, el rol como formador, la recordada dupla con el `Gringo´ Álvarez y anécdotas imperdibles. Mirá.

Federico Nieto: “Esta bueno que te reconozcan por lo deportivo pero mucho más que te valoren como persona”

En un nuevo capítulo de “30 minutos con PuntaNoticias” participó Federico Hernán Nieto, gloria de Sporting.

“Chicha” habló de su amor por Sporting, sus amigos de Rosario, su experiencia en Italia, el rol como formador, la recordada dupla con el `Gringo´ Álvarez y anécdotas imperdibles, en una charla imperdible con el periodista Matías Domínguez (para verla ingresá al Instagram de PuntaNoticias).

La sección del portal de noticias se emite por Instagram Live, los martes y jueves, desde las 20.30 horas. Acá las frases más destacadas que dejó:

“En familia, tratando de reacomodarme a lo que uno no está acostumbrado, estar con los chicos todo el día, estar encerrados, hacer un montón de actividades que uno las pasas por alto cuando la vida es normal, cuando vas al trabajo, llegas y te vas a la cancha. Volvés a las y los chicos que hicieron la tarea, tomaron la leche, se pelearon y ahora me toca vivirlo”.

“Yo tengo mis dos padres que son de riesgo. Mi papá (Rubén Felipe) tiene 82 años y mi mamá (Marta) tiene 77. Mi viejo esta operado del corazón y mi vieja tiene problema de diabetes. Tratando de tener todos los recaudos y ayudar en lo que uno más pueda. A esta edad, pobres, necesitan salir un rato al aire libre y hacer vida normal”.

“Acá hasta que no esté la vacuna no se va a poder hacer vida normal y más los chicos. Uno escucha y entiende a los que viven de un gimnasio, un fútbol 5 o de clubes mismos. Pero lamentablemente son los chicos los que más se pueden contagiar y después vuelven a casa y tienen a su papá, su mamá, sus abuelos, algún tío y los puede contagiar y hacer todo mucho más grave. Es una locura todo. Nos ha desestabilizado. Nadie tiene la respuesta para que hagamos vida normal. Es una batalla que se va a ganar cuando tengamos la vacuna”.

Federico Nieto: “Esta bueno que te reconozcan por lo deportivo pero mucho más que te valoren como persona”

“A los 7 años cuando se inicia la escuela de fútbol arranco a estar en el club. Antes arranqué a jugar al básquet. Hasta los 17 años jugué las dos cosas juntas. Antes no estaban armados los campeonatos. Sporting arranca con las categorías de 1972 y yo soy 1975. Mi viejo como estaba ahí me hizo jugar en la categoría 1972 que es la de Marcelo Escudero”.

“En el 2000 fue la última vez que fui a jugar a Pellegrini con Gabi Caruso (Gabriel González), y Pellegrini justo estaba en las finales. Pasó algo atípico, creo que quedaron 8 o 7 jugadores mayores y el resto chicos del club. Nos dijeron si podíamos ir para darles una mano, en el sentido de que si llegaban a cinco faltas no poner a los más chicos y ponernos a nosotros. Y en la primer final que jugamos pasó eso. Tuvimos que entrar con Gabi faltando 2 o 3 minutos para el final. Ese partidos el Gabi mete el último simple con Altense y en la última jugada el `Pájaro´ Gómez (Gustavo) va a penetrar y me hace falta en ataque y termina el partido ahí y ganamos por 1. En Altense ganamos por 30 y ni entramos, yo no me acordaba ni como se picaba la pelota. Un desastre”.

“A los 17 años llegó a jugar en Primera en Sporting. En el momento que me toca debutar no lo esperaba. No sé si se van preparando los chicos hoy para jugar. Guillermo Tuya me había llevado la semana previa a entrenar con la Primera, totalmente distinto al nivel que tienen los chicos para jugar. En esa época la gente que estaba en el club, venía de Buenos Aires, vivía con su familia, eran profesionales. Yo no pensaba en jugar. Había unos jugadores impresionantes. Los domingos se acostumbraba a que los jugadores comían todos juntos y de ahí a la cancha. El viernes Guillermo me dice traete el bolso que vas a ser parte del plantel, en ese momento iban 17 y uno quedaba afuera que seguro iba a ser yo. Yo ningún problema, contento igual. Fui a jugar con Menores el sábado. El domingo como con la Primera y cuando estamos en el micro para Bahía Blanca, jugábamos en cancha de Olimpo cuadrangular final con Huracán de Ingeniero White. Comí de primera, iba tranquilo, digo el 17 soy yo. Se me sienta al lado Guillermo, más o menos por el cementerio, y me preguntó que me parecía. Yo le dije que bien, contento. Y me respondió prepárate que hoy vas a jugar de titular. La comida se me vino para arriba, muchos nervios, un cagaz… bárbaro. Nunca había jugado ni en Tercera. Se jugaba por plata, se jugaba muy en serio. No te podías tomar nada a la tremenda porque te lo hacían sentir los adultos. Yo hasta el domingo anterior iba a la tribuna y los veía en la tribuna. Una vez que entras, me reincorporé despacio a ese plantel de Primera”.

“A los 16 años quedé en Newell's Old Boys pero cuando vengo acá le digo a mi viejo que lo que yo quería era jugar en Sporting. De chiquito mi sueño era entrar a la visera. Mi viejo que había sido jugador de fútbol me entendió. También se daba que me empezaba a conocer con la que es hoy mi señora (Carina Hernández) y eso influía un poco. Mi viejo nunca me presiono. Hoy si un chico tiene la posibilidad el primero que se sube al colectivo es el padre. Al otro año me voy a Independiente y también quedo. El representante de Bahía Blanca le llevaba jugadores a un candidato a presidente. El presidente ese pierde y todos quedamos afuera. En ese plantel estaba Mauro Laspada y a mí me nombraron. Después a los 24 años tuve la posibilidad de ir a Italia. Me lleva a probar a dos o tres equipos del ascenso, de una cuarta categoría, con la posibilidad de un lapso de cuatro o cinco años llegar a la Serie B, hacían una proyección. Yo quedo en un equipo que hoy está en la tercera categoría, en el Potenza. Un mes y medio, con ese equipo concentraba, los jugadores me llevaban a comer a las casas, hacia todo. Pedían que me quedara, pero en ese entonces el club (Sporting) había pedido una plata que ellos no estaban dispuestos a pagarla. Y me quedaba muy poco tiempo para vencer la visa. Trataron de negociar el pase, siendo alta la cotización. Mi viejo desde acá me dijo que quería hacer. Tenía dos caminos agarrar del cogote al presidente que estaba y que te den el pase, como han hecho toda la vida. Y yo le dije que dejara. Si ellos no veían la posibilidad de que al irme bien le iba a ir bien al club. Además extrañaba a mi familia. A los tres meses me vuelvo. Lamentablemente en esos tiempos no se veía el fútbol como se ve ahora. Yo hoy trato de que todos los chicos que tienen la posibilidad de irse, se puedan ir. Pero también está la otra. Hay muchos chicos que los padres han venido al club. Vos le das el pase y le decís no te olvides del club. El pase es del socio, es del club. El 98% se olvidan de eso. La gente del club Liniers es un ejemplo. Son chicos que tienen sentido de pertenencia y los clubes crecen. Yo no puedo creer que de acá le das la posibilidad de irse a Buenos Aires y se olvidaron de todo el mundo”.

Federico Nieto: “Esta bueno que te reconozcan por lo deportivo pero mucho más que te valoren como persona”

“Ha mejorado mucho las cosas en el club. A los más chicos se los tenés que hacer ver, para llegar y meterse en el vestuario de Primera, tenés que ser jugador de Primera. Vos te tenés que ganar las cosas. Nosotros siempre íbamos una hora antes y nos quedábamos una hora después, lo disfrutábamos. Hoy tenés que ver cómo le hablas al chico y como toma las cosas. Vos los queres corregir y el chico capaz te dice no juego más. Y no es que vuelve, no juega más. Uno tiene que prepararlo no sólo para jugar al fútbol sino también para la vida. Cada vez me apasiona más estar con los chicos y me gusta porque primero lo formas como persona. Con el tiempo los padres te vienen a pedir ayuda, porque a través del fútbol ellos mejoran un montón de cosas. Nosotros hasta pedimos en algunos casos los boletines escolares”.

“Lo mejor que le pasa a una persona que tiene la posibilidad y la suerte de hacer deporte es crear la amistad con un montón de gente, de mi club, de Rosario y de otros lados. Cosas que no te das cuenta la magnitud que tomas, porque vos pensas yo fui un cuatro de copas jugué acá en Sporting nomás y sin embargo te reconocen. Te abren puertas para la vida. En lo deportivo lo mejor que me pasó fue haber ganado las tres finales en cancha de Rosario. Hemos tenido varios partidos que han decidido cosas importantes, entre ellos esas tres finales en el 2002. Ese año para nosotros, el club estaba bravo. Estaba atravesando un momento no muy bueno, no teníamos cancha, no teníamos pelota, no teníamos nada. El último día de entrenamientos, que fue un viernes, hacía un calor bárbaro y le habíamos dicho que por favor los dirigentes lleven un regador al ex Complejo Quiroz. Esa vez no fuimos corriendo, fuimos en auto del calor. Había creo que una pelota y sin un regador no se podía era una polvareda terrible. El técnico era Luis Díaz y cuando vamos había un par de dirigentes debajo de un árbol. Y nada, no había ni agua de la canilla. Ya estábamos jugados, le dijimos con el calor que hace no vamos a hacer fútbol Luis, teníamos una locura terrible. Y nos dice ¿qué vamos a hacer? Vamos a la pileta le respondemos. ¡No, jugamos el domingo! Dejate de joder todo el año así y nos fuimos a la pileta. Veníamos muy bien anímicamente. Se lo hacíamos saber a ellos. Terminábamos de entrenar en la Base y pasábamos por la cancha y les cantábamos que les íbamos a ganar. Una locura. Eso fue lo que más se disfrutó”.

“Me he entendido con varios jugadores, pero con el `Gringo´ (Guillermo Álvarez) hemos tenido una conexión muy buena que nos ha llevado a tener muy buenos resultados y ganar cosas. Atrás de eso la clave es que se mantuvo Fabián Escudero, el `Mono´ Márquez (Walter), el ´Gancho´ (Pablo Sánchez), el `Tati´ Campos (Ariel) y varios más. El equipo funcionaba casi de memoria”.

“No te das cuenta que te reconocen de muchos lados, es importante y durante años perdura lo que fuiste, es lo único que te queda como deportista. A medida que pasan las épocas se van olvidando de los ídolos que tenían actualmente, siempre digo lo mismo. Yo cuando empecé era el `Kate´ Fernández (Marcelo) que era irremplazable y jugó hasta los 23 años y hoy sigue siendo ídolo. Cuando me voy yo o el `Gringo´ al otro año estaba el `Beto´ Mosqueira (José Alberto), bien ganado siendo el ídolo de la gente de Sporting. Y se fue y apareció el `Topo´ Sabatini (Mauro) y se va a ir y va a aparecer otro. Esta bueno que te reconozcan por lo deportivo pero mucho más que te valoren como persona”.  

 

 

 

 

 

 

PuntaNoticias.com.ar no se responsabiliza sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. PuntaNoticias se reserva el derecho de eliminar comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina. Queremos abrir una fuente de expresión para que cada lector pueda exponer su opinión siempre y cuando no agravie ni falte a las ordenanzas vigentes.