PUNTA ALTA
4 de Diciembre de 2021

POLÍTICA

El cargo de Abigaíl Gómez se dividió en dos

19 de Noviembre de 2021

La secretaría de Gobierno se desdobló en áreas que dirigirán Diego Romano y Carla Gómez, director de Asuntos Legales y concejala de Juntos Coronel Rosales. Los cambios estarán en vigencia a partir de diciembre.

El cargo de Abigaíl Gómez se dividió en dos

Tras la elección como diputada provincial de la actual secretaria de Gobierno, Dra. Abigail Gómez, se realizará una reestructuración en el gabinete y la Secretaría de Gobierno será dividida en dos, a partir de diciembre.

Desde el Municipio comunicaron que “por un lado, la parte técnica de la misma, estará a cargo del Dr. Diego Romano, quien estaba al frente de la Dirección de Asuntos Legales desde hace más de 3 años, cargo que a partir de ahora quedará vacante”.

Romano tendrá a su cargo todo lo concerniente a Legales, Recursos Humanos, Secretaría General, liquidación de haberes, Juzgado Faltas y OMIC.

“Se creará la secretaría de Coordinación y Gestión que estará en manos de la actual concejala Carla Gómez, quien desempeñará el rol de contacto con las instituciones y llevará a cabo los programas de cercanía que se vienen desarrollando”, mencionaron.

Gómez estará a cargo de las direcciones de Cultura, Turismo, Deportes, Tránsito, Desarrollo, Empleo, Prensa, Relaciones Institucionales y como novedad, pasarán a estar bajo su órbita las delegaciones municipales de las diferentes localidades, que antes pertenecían a la Secretaría de Servicios.

“El reemplazo de Carla Gómez en el Concejo Deliberante será la profesora Cecilia Durand”, agregaron.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PuntaNoticias.com.ar no se responsabiliza sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. PuntaNoticias se reserva el derecho de eliminar comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina. Queremos abrir una fuente de expresión para que cada lector pueda exponer su opinión siempre y cuando no agravie ni falte a las ordenanzas vigentes.