PUNTA ALTA
4 de Diciembre de 2021

INTERÉS

Cuando León Gieco rugió en un recital solidario en Punta Alta

20 de Noviembre de 2021

En el marco del cumple número 70 de uno de los máximos referentes de la música popular, compartimos algunas pinceladas de su paso por el Club Altense en 1989. Detalles de su contratación por parte de las juventudes políticas locales y los entretelones de un hecho que será recordado por siempre por su incumbencia solidaria con el Hospital Municipal Eva Perón y el Jardín Nº 910 del Barrio Luiggi.

Cuando León Gieco rugió en un recital solidario en Punta Alta

1989, año de estallidos y cambios si los hay en la historia reciente de nuestro país y el planeta. Mientras caía el muro en Berlín y de a poco surgía un mundo unipolar, en Argentina la hiperinflación y el aumento de la pobreza daban paso a lo que se conoció como el pacto de Olivos, la salida anticipada de Alfonsín y la entrada del peronismo en su fase entreguista y privatizadora de la mano del Turco Méndez (usted me entendió).

En ese contexto, las juventudes políticas nucleadas en el Movimiento de la Juventud de Punta Alta (MOJUPA) impulsaron la llegada de León Gieco en lo que sería una de las fiestas más recordadas para nuestro pueblo, un recital solidario que se realizó el 4 de noviembre de ese año en el estadio del Club Altense, cuando todavía no llevaba el nombre de Armando Traini.

Hace 32 años, el ahora secretario general de la CTA Autónoma y candidato a concejal titular por el Frente de Todos (Línea Kolina) de Coronel Rosales, Ricardo  Bocca, era un militante del Partido Intransigente con ganas de cambiar el mundo, o al menos el distrito. “En ese momento estaba de secretario general de la Juventud del Partido Intransigente y dentro de ese espacio formamos el MOJUPA, donde aparecían el Radicalismo, el Peronismo y La Unidad Socialista. Los únicos que no estaban eran los jóvenes de la UCEDE. Habíamos hecho un par de recitales importantes con el Grupo Universitario de Bahía Blanca, siempre a beneficio de alguna entidad de bien público pero queríamos ir un poquito más allá y fue así que pensamos en León Gieco. Para concretarlo viajamos tres compañeros a Capital Federal (Ricardo Cicaré por el PJ, Beatríz Marín por la UCR y yo por el PI). Una vez en Buenos Aires buscamos la oficina de Abraxas (al frente de Gustavo Taranto), que en ese momento representaba a León y cuando llegamos explicamos lo que queríamos hacer y en primera instancia nos dijeron que tenían que hablar con él para ver si aceptaba y si le daba la fecha. A la semana nos llamaron y nos dijeron que sí, que León estaba muy contento y con mucha predisposición por ser un evento encarado desde las juventudes políticas y a beneficio de dos instituciones como el Hospital Municipal Eva Perón y el Jardín Nº 910, que se terminó construyendo en el Barrio Luiggi en calle Juan Bramuglia s/n a metros de De La Madre. León aceptó y se puso la fecha para el show”.

 Gieco

Diario LNP, 2 de noviembre de 1989

 

Cabe resaltar que la organización del show fue netamente autogestionada por parte del MOJUPO y que los tres recitales que dio el Grupo Universitario en Altense durante ese año, fueron la caja para la contratación de León. En tanto, la recaudación de las entradas del reci de Gieco (₳1000 generales y ₳1500 preferenciales) se destinaron a la construcción del Jardín de Infantes del Bº Luiggi, y la correspondiente a la venta de bebidas y comida que se despacharon en la cantina esa noche, fue destinada a mejoras del hospital local Eva Perón.

Gieco  

Diario LNP del 2 de noviembre de 1989

 

Como dato color, Bocca recordó que a la hora de firmar el contrato, el único de los tres que habían llegado a la oficina de Abraxas y tenía algo para declarar como firma de garantía era él, que tenía un Fiat 128. “Hasta en eso tanto Abraxas como León se mostraron con muchísima predisposición”, resaltó Bocca.

Quien aportó un dato clave sobre el camino hacia la realización del show fue el ex militante de La Unidad Socialista, David Ripoll, quien sostuvo que él y Bocca viajaron el 25 de septiembre de ese año a Monte Hermoso y presenciaron el recital que León dio en el marco de la Fiesta de la Primavera. “Nosotros desde MOJUPA éramos un gran equipo, no importaba que algunos fuésemos socialistas, peronistas o radicales, nos proponíamos cosas que para muchos eran imposibles. Fue así que organizamos tres conciertos en Altense con el Grupo Universitario de Bahía y nos fue tan bien que pensamos en llevar a algún artista de renombre y aprovechamos que León iba a estar en Monte y hacia allá nos fuimos a ver cómo podíamos contactarlo. Luego de ese primer contacto, mis compañeros viajaron a Capital y se reunieron con la productora Abraxas y recuerdo que cuando dimos a conocer la noticia de que iba a tocar en Punta Alta, a muchos de la plana militar no les cayó nada bien, imaginate que se trataba de un músico popular que cantaba por y para los derechos humanos y bancaba la lucha de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. Fue un eco muy resistido en esta ciudad tan especial pero logramos que toque en Altense. Además, desde el MOJUPA estábamos dando un ejemplo a los viejos de la política”.

 Gieco

Suplemento Ritmo Jóven del Diario LNP, con la grilla de la Fiesta de la Primavera en Monte Hermoso en septiembre de 1989 (material cedido por la Hemeroteca de la Biblioteca Rivadavia de Bahía Blanca).

 

La llegada al pueblo. León llegaba a Punta Alta con una racha más que favorable, luego de transitar por varios shows importantísimos como el de Amnesty International en 1988 en el estadio de River Plate junto a Charly García, Peter Gabriel, Bruce Springsteen y Sting, y arrancaba 1989 con su séptimo disco Semillas Blancas y ‘Ayer y Hoy’, un recopilatorio de canciones del período 1975-1989. Asimismo, unos meses antes de su llegada a Punta Alta en agosto de ese último año de la década del ochenta, se presentó junto al legendario exponente del folk norteamericano Pete Seeger, en el teatro Opera.

 Gieco

Diario LNP del 3 de noviembre de 1989

 

Gieco

Diario LNP del 4 de noviembre de 1989

 

León arribó a nuestra ciudad el 4 de noviembre de 1989, el mismo día en que un millón de personas se lanzaron a las calles de Berlín oriental (Alemania del Este) en lo que se conoció como “la manifestación de Alexanderplatz”, para reclamar por reformas políticas en la República Democrática Alemana. La marcha fue una de las piezas claves para que a los pocos días (entre el 9 y 10 de noviembre) cayera el Muro de Berlín.

Gieco 

Mientras tanto, en Punta Alta gobernaba el peronismo a la cabeza del recordado Néstor Giorno y en el área de Planeamiento del municipio, el joven músico local que tocaba la guitarra en Patán, Rauli Gerbino - luego pasaría a formar parte de S’cándalo -, comenzaba a realizar los bocetos a mano de los afiches para el show de León - material al que lamentablemente no pudimos acceder -. “El micro de León llegó ese sábado a las seis de la mañana y se fueron directo a descansar al hotel Center, porque venían de tocar en otra ciudad. Hacia el mediodía se trasladaron a la parrilla que tenía Cacho Crocci, donde era Alcazar (Mitre al 100), y ahí le regalé una caricatura que yo mismo había hecho. En ese almuerzo estaban todos sus músicos, los técnicos y los organizadores; después de charlar con Tancredo (violín) - quien ya había estado tocando en Pehuen Co en enero del 88 en la Fiesta del Sol junto a Lalo de Los Santos, Oscar Moro, Adrián Abonizio y Víctor Murray - y Aníbal Forcada, integrante de las Ovejas Negras y creador del Blues de los Plomos, los invité a una sala de ensayo donde nos quedamos zapando hasta las 17hs. Luego los alcancé a Altense, donde la cosa estaba un poco dramática porque el mánager Gustavo Taranto no quería que León se subiera al escenario que se había montado porque se movía bastante. Por suerte después se pudo apuntalar mejor y la prueba de sonido se realizó exitosamente”, explicó Gerbino.

Mientras Tancredo y Forcada zapaban junto a Rauli en una sala de una casa ubicada en calle Alem, León y algunxs más fueron acompañados hasta el balneario Arroyo Parejas, un paseo que según Bocca les encantó dar antes de encomendarse a la fiesta que se levantaría en Altense desde las 21:30hs.

En tanto, sobre la antesala del show y el arranque del mismo, Gerbino agregó que “antes que León salga a escena me lo crucé en una de las salitas contiguas al escenario donde se había improvisado un camarín y le mostré una guitarra acústica y charlamos un rato. Recuerdo que al toque abrió el show con ‘todos los caballos blancos’ y repasó todos los éxitos de ese momento. Cuando todo ya se había terminado, fui a saludarlos al hotel y me quedé tomando unas cervezas con Tancredo y Aníbal. Yo tenía 19 años y recién comenzaba a vislumbrar lo que luego sería el camino por el cual transito hoy... ese encuentro con León y los músicos me atravesó muchísimo.”

A otro que la estadía de Gieco y su troupe marcó para siempre es al músico local Nico Soler, quien en ese momento contaba con tan solo 9 años y al respecto dijo: “vivía al lado del club y conocía todos los pasadizos que unían a Altense con mi hogar y fue así que me mandé a la prueba de sonido. Una vez en el lugar me crucé a León y él se detuvo a hablar conmigo, no recuerdo sobre qué, pero jamás me voy a olvidar de tenerlo ahí. Obvio que el show fue una fiesta total y en el club al que iba todos los días”.

Gieco

Todo está guardado en la memoria

. No sólo las consultas para reconstruir este hecho cultural trascendental las hicimos con hemerotecas y archivos a distancia, o con músicos y referentes de la política local de ayer y hoy a través de comunicaciones vía Whatsapp, sino que trasladamos la búsqueda a la primera línea, o sea a los músicos que tocaban en ese momento con León. Uno de ellos es el violinista rosarino Tancredo, quien desde su residencia actual en España sostuvo que quienes acompañaban a León en aquel momento eran Aníbal Forcada (bajo), Rubén Lobo (batería), Lidio Reyes (Bandoneón) y él en violín. En tanto, según el bajista Aníbal Forcada, la formación estaba compuesta por Tancredo (violín), Luis Gurevich (teclados), Marcelo García (batería), Edu Rogatti (guitarra) y él (bajo).

Batallando contra el tirano tiempo y tratando de cumplir con la efeméride - que no es otra cosa que celebrar la vida de nuestro León - dimos con el dato más difícil que era la fecha exacta del recital - teniendo en cuenta que nunca apareció ninguna entrada o afiche-: 4 de noviembre de 1989. Y eso fue posible gracias a Daniela Igarzabal - vía Facebook -, quien ese mismo día cumplía 17 años y recordó que León estaba contento y que en Altense había poca cantidad de público para un músico tan reconocido como él. “Esa noche se bailó muchísimo en todas las tribunas. Ésta foto la sacó Javier Cattaneo y León nos regaló ese gesto, algo que Javier recién se dió cuenta cuando reveló el rollo. Fuimos con amigos y me acuerdo que alguien pedía insistentemente que tocara La Navidad de Luis, y tanto jodió que ese día no la tocó”. Daniela se refiere a la foto de portada que en su reverso aparece la fecha tan ansiada por este escriba, la del show.

Gieco  

La foto que posibilitó dar con la fecha exacta del recital la aportó Daniela Igarzabal

 

Gieco

Club Altense en la actualidad

 

Podríamos seguir escribiendo páginas y páginas sobre todo lo que nos dio Gieco, sobre su palabra justa contra aquellos hombres de hierro, la insistencia de pensar en nada mientras diez ventanillas cobran y una sola es la que paga, o sólo pedirle a Dios para que nos hagamos canción en un mundo que desde hace mucho está a punto de explotar por la desigualdad reinante. También sobre sus primeras pisadas por la zona desde 1973 cuando llegó a Bahía Blanca con Miguel y Eugenio y Raúl Porchetto, o cuando lo hizo junto a Los Caballos Cansados o a PorSuiGieco - fechas organizadas por Néstor Sánchez, Tucho Bortnik, Litto Bonfigli y Roberto Ricci - y de tantas otras presentaciones durante casi 50 años. Pero decidimos enfocarnos en este hecho que fue importantísimo para toda la sociedad rosaleña, en especial para los y las peques que pudieron acceder a un jardín en el barrio.

No me quiero olvidar de agradecer a quienes hicieron posible realizar esta nota, entre ellas al director del Archivo Histórico Municipal de Punta Alta, Luciano Izarra, quien junto a colaboradores y colaboradoras estuvieron rastreando archivos y tejieron los puentes de la búsqueda con Cristian Ovejero del Archivo del Diario La Nueva Provincia de Bahía Blanca, quien acercó gran parte del material utilizado.

Pero los pensamientos quedarán…

Extradata. A continuación compartimos algunos flashes que dejó la única entrevista que le hicieron a Gieco en Punta Alta en el Hotel Center, de la mano de la Revista La Vidriera y que salió publicada el 8 de diciembre de 1989, en el número 11 del año 2. Dicho material fue cedido por el Archivo Histórico Municipal de Punta Alta.

 Gieco

La foto pertenece a Revista La Vidriera del mes de diciembre de 1989

 

 Gieco

La foto pertenece a Revista La Vidriera del mes de diciembre de 1989

 

- Según el sonidista y Disc Jockey local, Omar González, la otra fecha que León realizó dentro del distrito de Coronel Rosales fue entre 1991/92 cuando arribó a Pehuen Co y tocó en una carpa que levantó la Cámara Junior local, los organizadores de la Fiesta del Sol.

- Otra de las datas extras es la que aportó Jorge Cornejo, quien asoma a la izquierda de la foto de portada, y en esa época era militante de la juventud radical. Cornejo ya había visto a León junto a PorSuiGieco el 4 de julio de 1975 en Bahía Blanca y sobre ese encuentro comentó: “Lo de Altense fue genial, sobre todo por el empuje del MOJUPO y lo que se logró. Pero yo me había cruzado con León en Bahía cuando al terminar el show de PorSuiGieco me topé con él, María Rosa Yorio y Nito, en una noche muy fría. Era tanto el frío que yo tenía puesta una bufanda larga que se la había tomado prestada a mi hermana y León se me acercó - él tenía puesta una finita y cortita - y quiso que intercambiáramos las bufandas, a lo que le respondí que no, que no podía porque era de mi hermana, que me iba a matar.  Cuando cuento esta anécdota todos al unísono responden ‘jodeme que no se la diste’, a lo que yo respondo que preferí ser fiel a mi hermana y regresar con la bufanda”.

 Gieco

- El Municipio sólo participó como auspiciante del show. Bocca no recuerda si se lo había declarado de Interés Municipal al evento.

- La Casa del Machimbre, comercio tradicional de la ciudad, proveyó tirantes que fueron utilizados para el armado del escenario, uno de caños muy reforzado que se rescató de uno de los diques de la Base Naval Puerto Belgrano.

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Javier Tucci, especial para Punta Noticias

PuntaNoticias.com.ar no se responsabiliza sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. PuntaNoticias se reserva el derecho de eliminar comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina. Queremos abrir una fuente de expresión para que cada lector pueda exponer su opinión siempre y cuando no agravie ni falte a las ordenanzas vigentes.